Logo NUTRIPLATO®
Icono Nutrinanny

LOS CONSEJOS DE NUTRINANNY®

Método Nutriplato, fuera del plato

Hacer que nuestros pequeños coman bien es una prioridad para todos los padres. El Método Nutriplato es una herramienta ideada por expertos para organizar las comidas y cenas de nuestros niños y niñas de más de 3 a los 12 años. Su diseño, dividiendo el plato en 3 partes para los diferentes grupos de alimentos, nos permite organizar el menú de forma fácil y saludable. Pero, aunque es una propuesta muy fácil de aplicar en casa, ¿qué pasa cuando los pequeños están fuera? ¿Qué pasa con los desayunos y las meriendas? A continuación, te ofrecemos todas las respuestas para aplicar el Método Nutriplato fuera de casa.

Cómo preparar tuppers para niños

Cuando comemos fuera, en demasiadas ocasiones tenemos tendencia a comer platos que, generalmente, no se encuentran en nuestro menú diario. Además, muchas veces esos platos no están bien “repartidos”, ya sea porque tienen muchos hidratos de carbono en forma de patata, pasta o arroz o poca o mucha proteína. Y sobre todo, en muchos casos, pocas verduras. Sin embargo, es muy importante mantener los buenos hábitos tanto dentro como fuera de nuestro hogar. Por ello, el Método Nutriplato puede ser una magnifica opción tanto en casa como cuando nuestros niños y niñas están fuera. Cuando lo utilizamos en casa, preparar una comida o una cena siguiendo el Método Nutriplato es más sencillo. Divide el plato del niño en tres partes formadas por estos grupos:

  • Primer grupo: las verduras y hortalizas ocupan la mitad del plato. Preferentemente, deberían ser frescas, de temporada y de proximidad. Estas nos aportan poca energía, pero muchas vitaminas, minerales y fibra, importantísimos para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  • Segundo grupo: un cuarto del plato se completa con pescado, huevo, legumbres, carnes o frutos secos. Este grupo nos aporta proteínas, las cuales tienen funciones muy importantes en nuestro cuerpo como el crecimiento de los músculos o el mantenimiento de los huesos.
  • El cuarto restante está reservado para cereales, preferiblemente integrales, o tubérculos como la patata o el boniato. En este grupo encontramos el pan, la pasta, el arroz, el cuscús o la quinoa, por ejemplo.

La estructura en el plato está clara, pero ¿cómo aplicamos el método fuera de casa? La idea es la misma, simplemente cambia el recipiente. Por ello, la mitad del contenido del tupper debería estar formado por verduras y hortalizas. Dejando los dos cuartos restantes para los alimentos que nos aportan mayor cantidad de proteína y los cereales integrales o las patatas, respectivamente. Y ¿cómo calculamos las raciones? Para calcular las raciones podemos utilizar la guía del Método Nutriplato. De esta manera, sabremos qué cantidad debemos preparar. Recuerda que, si prefieres preparar un primero y un segundo, puedes hacer un primer tupper con las verduras y un segundo con los otros dos grupos, siempre respetando las cantidades. ¿Y qué pasa con el resto de las comidas?

Bocadillos saludables fuera de casa

El bocadillo puede ser una buena opción si se escogen los ingredientes adecuados. En algunos casos, será como desayuno o tentempié a media mañana, o bien como merienda. Pero también puede ser una buena manera de hacer una comida apetitosa y fácil de transportar si estamos planeando alguna excursión o salida para todo el día. Incluso puede ser una buena opción para una cena rápida.

Las cantidades van a depender de en qué momento del día los pequeños vayan a comer el bocadillo, pero algo está claro: optaremos por pan integral siempre que sea posible, y buscaremos rellenos saludables y deliciosos. Hay muchas opciones, pero, a modo de ejemplo, estas son 3 propuestas para preparar bocadillos saludables para excursiones que harán las delicias de los más pequeños:

  • Bocadillo de pan integral, huevo duro, lechuga y tomate
  • Bocadillo de pan integral, hummus y tomate en rodajas
  • Enrollado con queso tierno, aguacate y brotes tiernos

El aceite de oliva virgen extra es la mejor opción para añadir al pan, y se recomienda limitar otras grasas como la mantequilla o la margarina.

Si se trata de un bocadillo para la comida, y teniendo en mente el Método Nutriplato , sería conveniente añadir un pequeño “extra” de vegetales, como por ejemplo , unos tomates cherry en un recipiente. Y, por supuesto, una pieza de fruta entera para el postre, y agua para beber.

Desayunos, meriendas y aperitivos para niños

Fuera de las comidas principales, puede parecernos más complicado estructurar el menú de nuestros pequeños. Pero no tiene por qué serlo. Puedes completar estas comidas con las siguientes propuestas:

  • Las frutas son uno de los alimentos más importantes en una alimentación saludable y nos aportan vitaminas, minerales y fibra. Deberían incluirse al menos 3 piezas diarias en el menú de nuestros niños, y si puede ser, mejor frescas y de temporada.
  • Los lácteos nos aportan principalmente proteínas y calcio. Por eso, estos alimentos podrían incluirse en el grupo de alimentos que nos aportan proteína. Además, alimentos como la leche aportan calcio , un nutriente necesario para el buen mantenimiento de los huesos. Por eso, los expertos recomiendan incluir entre 2 y 3 raciones al día.
  • Los frutos secos son una excelente opción para completar el menú de nuestros niños y niñas en pequeñas cantidades. Pueden formar parte de los desayunos, de las meriendas, como aperitivo o incluso en una comida principal (por ejemplo, en una ensalada). Es importante que sean crudos y sin sal. Los expertos recomiendan entre 3 y 7 raciones a la semana, es decir, pueden comerse a diario en la ración recomendada (20 g).

El desayuno, la merienda o el momento aperitivo pueden ser buenos momentos para incorporar estos alimentos, también junto con otros como los cereales integrales o los vegetales. Por ejemplo, podemos preparar un desayuno equilibrado con un bol de leche con muesli y fruta de temporada cortada. Si necesitas más ideas para plantear los desayunos de los peques puedes leer nuestro artículo sobre esta comida aquí.

¿Y qué les ofrecemos como snack? Ideas de aperitivos para niños

En los momentos donde los peques nos piden un pequeño snack, es importante ofrecerles opciones saludables y que nos ayuden a aportar todos los nutrientes necesarios para su buena alimentación. Por ejemplo, podemos ofrecerles hummus u otro paté vegetal con crudités de verduras o palitos integrales. Otra opción podrían ser unos frutos secos con unos daditos de fruta o un yogur natural sin azucarar.

Tener en cuenta la alimentación de los más pequeños es importante, tanto dentro como fuera de casa. Aplicar el Método Nutriplato fuera de casa en forma de tupper es una forma útil y fácil de organizar los menús de nuestros niños y niñas. Pero ofrecerles alternativas saludables fuera de las comidas principales también es importante, ya que los hábitos saludables deben incorporarse desde los primeros años de vida. Puedes aprender más sobre la importancia de la primera comida del día con este artículo sobre el desayuno. Y si necesitas ideas para un tentempié a media tarde, puedes consultar estas propuestas para la merienda de los niños.

Recuerda respetar las recomendaciones para cada grupo de alimentos y adaptar el menú de los peques a su actividad física, ya que en función de si son más o menos activos sus necesidades energéticas cambiarán. Y ahora que conoces todos los secretos para aplicar el Método Nutriplato fuera de casa, ¡dale una toque creativo y saludable a la alimentación de los más pequeños inspirándote con nuestro recetario.