Logo NUTRIPLATO®
Icono Nutrinanny

LOS CONSEJOS DE NUTRINANNY®

Nutrinanny es una psicóloga experta en psicoeducación nutricional

Recetas para que los niños coman pescado

El pescado es un alimento que nos aporta gran cantidad de nutrientes: proteínas y grasas saludables del tipo omega-3 en el caso de los pescados azules. Sin embargo, a veces no es la comida con más éxito entre los niños, ya sea por el sabor o por su aspecto.

En este artículo os presentamos algunas recetas originales de pescado para que los más peques lo disfruten al máximo, casi sin darse cuenta. Te serán útiles para ir introduciendo el sabor del pescado con más frecuencia en las comidas de los niños. Después, será más fácil que acepten sin problema recetas con pescado más clásicas, como el salmón con judías verdes y quinoa, paella de pescado o la merluza al horno con patatas.

El pescado, un alimento nutritivo

El pescado forma parte del grupo de alimentos proteicos, junto a las carnes, los huevos y las legumbres. Este grupo de alimentos deben formar parte de las comidas principales, ocupando un cuarto del plato, aproximadamente, como nos muestra el método Nutriplato.

El pescado es parte fundamental de la dieta Mediterránea y se debería consumir unas 3 veces por semana. Lo ideal es ir variando entre pescado blanco y azul. ¿Conoces esta diferenciación? El pescado blanco tiene muy poca cantidad de grasas: merluza, rape, dorada, lenguado… El pescado azul es más graso, pero se trata de grasas muy saludables, de tipo omega-3. Este tipo de pescado también contiene vitaminas liposolubles, como la A y la D. Por ejemplo, las sardinas, la caballa o el salmón. Además, los pescados (y también los mariscos) aportan, entre otros minerales, una buena cantidad de yodo.

Es importante recalcar que los niños de hasta los 10 años deben evitar algunas especies de pescado, debido a su alto contenido en mercurio. ¿Cuáles son? El pez espada o emperador, el atún rojo, el tiburón y el lucio. Entre los 10 y los 14 años estas especies se pueden consumir, pero de manera limitada, como máximo una vez al mes.

Recetas de pescado para niños

El pescado admite diversas preparaciones, lo que es una ventaja para hacer recetas que les gusten a los niños. Pero si el pescado no es el alimento favorito de tus hijos, te damos unos consejos para que poco a poco les vaya resultando más agradable:

• Elimina bien las espinas, especialmente si es para niños más pequeños. Nada resulta más desagradable que encontrar espinas indeseadas, además del problema de seguridad que suponen.

• Presenta el pescado de forma atractiva. No es necesario que sea en filetes, puedes hacer recetas como hamburguesas o croquetas que suelen tener mayor aceptación.

• Combina el pescado con alimentos que les gusten, para que la comida sea más apetecible.

• Si el problema es el sabor, escoge pescados de sabor y aroma suave. Lenguado, merluza, dorada... Después podrás introducir otras variedades de sabor más intenso.

A continuación, os presentamos recetas de pescado para niños que harán más fácil que los pequeños de la casa aprovechen los beneficios de este alimento.

Bastoncillos de merluza

Bastoncillos de merluza al horno

La merluza es un pescado blanco, muy versátil y de textura agradable. Su sabor suave ayudará a que los niños se la coman con agrado, especialmente en formato de pequeños bocaditos.

Ingredientes: filetes de merluza sin espinas, queso amarillo rallado, queso para untar, harina, huevos, pan molido, perejil, sal, pimienta, comino, pimentón dulce, ajo en polvo.

Preparación:

1. Calentamos el horno a 200 °C.

2. Sazonamos con sal y pimienta al gusto los filetes limpios de merluza. Los trituramos en un procesador de alimentos, junto con un poco de queso amarillo rallado. Pasados 30 segundos, detenemos y agregamos queso para untar y añadimos el perejil. Espolvoreamos el comino y el ajo en polvo; mezclamos hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

3. A continuación, separamos pequeñas porciones de esa mezcla. Dejamos reposar las porciones separadas por 10 minutos dentro de la nevera.

4. Ponemos el pan rallado en un plato hondo. En otro plato, agregamos los huevos y los batimos ligeramente. Y en otro plato, ponemos la harina.

5. Retiramos las porciones de mezcla de merluza de la nevera y las pasamos por harina, el huevo batido y luego por el pan rallado. Repetimos con el resto de las porciones y las colocamos sobre un papel de horno.

6. Metemos la bandeja con los bastoncillos en el horno y cocinamos durante unos 15-20 minutos aproximadamente. Trascurrido ese tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar durante dos minutos. Lo podemos servir acompañado con ensalada y arroz, y aliñarlo con limón para darle un toque más fresquito.

Hamburguesas de lenguado

Hamburguesas de lenguado

El lenguado es, con toda probabilidad, uno de los pescados que menos rechazo suscita en los niños. Sus filetes no contienen espinas y su suave sabor y textura consiguen que los más pequeños lo coman casi sin darse cuenta. Aunque está buenísimo a la plancha o al horno, te proponemos una opción diferente para una presentación en forma de hamburguesas.

Ingredientes: filetes de lenguado limpios, huevo, pan rallado, cebolla, ajo en polvo, perejil, sal y pimienta, espinacas, eneldo y champiñones.

Preparación:

1. Desmenuzamos los filetes de lenguado y los ponemos en un robot de cocina junto con el huevo, el pan rallado, la sal y la pimienta.

2. Añadimos un poco de cebolla muy picada, ajo en polvo y perejil.

3. Mezclamos hasta que todo esté picado y podamos hacer unas bolas compactas. Las aplanamos con las manos hasta tener forma de hamburguesa. Los niños pueden ayudar en este paso.

4. Las cocinamos en una sartén a fuego medio hasta que queden doradas por ambos lados. Para que la comida o la cena sea realmente equilibrada y siga el método Nutriplato, debes añadir vegetales y también cereales o tubérculos. Por ejemplo, sirve las hamburguesas con patatas asadas y un salteado de zanahoria, judías, pimiento y champiñones.

Quiche de merluza y langostinos

Quiche de merluza y langostinos

Ingredientes: base para quiches, huevos, merluza, langostinos cocidos, verduras al gusto, leche entera, queso parmesano rallado, sal y pimienta.

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180ºC.

2. Disponemos la masa de la quiche en un molde, la pinchamos con un tenedor y la precocemos según las instrucciones.

3. Mientras, cocemos la merluza en un cazo con un poco agua hirviendo y pelamos y troceamos los langostinos. Si queremos añadir verduras a la quiche, la cocinamos (por ejemplo, brócoli) o lo troceamos (por ejemplo, tomates).

4. Seguidamente, mezclamos en un bol los huevos, la leche, el queso parmesano y salpimentamos. Reservamos.

5. Cuando la masa quebrada esté lista la sacamos del horno. Es momento de rellenarla. Desmenuzamos la merluza y añadimos los langostinos troceados y la verdura. Vertemos la mezcla de huevos y leche con cuidado por encima y volvemos a llevar al horno durante 30 minutos a 180ºC.

6. Sacamos del horno y emplatamos.

¿Te animas a prepararlas?