Logo NUTRIPLATO®
Icono Nutrinanny

LOS CONSEJOS DE NUTRINANNY®

Nutrinanny es una psicóloga experta en psicoeducación nutricional

No premiar ni castigar con la comida

No premiar ni castigar con la comida

El hecho de alimentarnos, tiene un papel nutricional básico, si bien ya desde bebés se inicia una relación emocional con la comida; si mezclamos de manera errónea comida y emociones corremos el riesgo de que el niño relacione una serie de alimentos con situaciones negativas para él: “Si no te comes la coliflor, no hay natillas”. Si necesitamos un incentivo para comer la coliflor, el niño se queda con la idea de que la coliflor es horrorosa y eleva las natillas a superalimento

Es importante arraigar entre nuestros hijos costumbres saludables, el gusto por la comida entendiéndola como aquella combinación de gustos y sabores que nos va a permitir vivir con mayor calidad y que nos va a proporcionar placer en tanto en cuanto acto social y cultural.

No existen alimentos buenos y alimentos malos, sino que hay alimentos que se deben comer con menor frecuencia, teniendo en cuenta los principios del nutriplato y las recomendaciones de los expertos para una alimentación saludable en niños. Si premiamos buenas conductas con dulces o chuches, el niño buscará siempre reforzar el buen comportamiento con este tipo de alimento.

Debemos educar a nuestros hijos en la necesidad de seguir una dieta equilibrada, rica y variada. Todos los alimentos nos aportan unos nutrientes que son importantísimos para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Algunos alimentos pueden resultar para el niño o la niña menos apetecibles, pero no por ello los debemos descartar de la dieta o bien “premiar” con substituirlos por otros.

Castigar sin postres no está indicado, castigar con no cocinar aquel plato previsto y substituirlo por verdura no es correcto ya que estamos reforzando la no aceptación de este grupo de alimentos (generalmente verduras). Cada comida tiene un valor por sí misma, sin estímulos externos que la hagan más o menos valida.

Se aconseja reforzar comportamientos, “premiar”, con actividades que se puedan realizar en familia e impliquen un espacio de disfrutar todos juntos como puede ser ir al cine, una excursión matinal por el campo, etc y sobre todo, premiar con nuestra atención y refuerzo positivo.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES

  1. Haz que les sea fácil obtener comida saludable, así te asegurarás que cuando los niños lleguen a casa si tienen hambre sea lo primero que cojan. Ten a su disposición comida simple y atractiva: desde frutas y verduras ya cortadas en un tupper guardado en la nevera, como por ejemplo piña, melón o zanahorias, hasta batidos, fajitas integrales, sopas y sándwiches. Ten además siempre el frutero lleno de frutas variadas.
  2. Es importante animar a probar nuevos sabores y atreverse a cocinar los alimentos de manera diferente para una alimentación saludable para los niños.
  3. Servir algún plato de ensalada o verduras como por ejemplo unos tomates cherry en el centro de la mesa les crea curiosidad, porque no se les está imponiendo y les acaba atrayendo.
  4. Cocinar, al menos una vez a la semana, una receta juntos. Implicarlos en la elaboración ayuda a que se interesen más por la comida. Las recetas para cocinar con niños son actividades muy beneficiosas para toda la familia.
  5. Es importante ofrecer los alimentos de forma atractiva. Emplear diversos tipos de presentaciones y de cocciones para un mismo alimento.